Seguramente si has paseado por pueblos asturianos, en algún momento has visto una construcción muy típica en Asturias: Los hórreos.

Se trata de graneros aéreos cuya misión es proteger la cosecha.

Si bien es cierto, este tipo de construcciones se encuentran por toda Europa con distinto nombre, hebre en Suecia, starbur en Noruega, sol´ek en Polonia o kkuruzniak en Serbia, por poner algunos ejemplos.

Hoy vamos a hacer un pequeño repaso sobre estas construcciones y por qué han sido tan importantes a lo largo de la historia de Asturias.

Los hórreos y paneros en Asturias

descubre los horreos en asturias

¡Sabías que en Asturias destacan por encima del resto dos tipos de construcciones tradicionales?

Hablamos del hórreo y panero.

El hórreo es una pequeña construcción cuadrada en cuyo interior hay una cámara de madera, en algunas ocasiones en corredor, no está a ras de suelo, sino en el aire sujeta sobre cuatro pies o pegollos de piedra.

La panera, en cambio tiene seis pegollos, no cuatro y cuentan con un tejado con caballete no tejado a cuatro aguas unidas en el punto superior como es el caso de los hórreos.

El uso de los hórreos como construcción predominante para guardar la cosecha, tuvo lugar  allá por el Siglo XVII al introducir el cultivo de maíz especialmente en Galicia y Asturias.

En la actualidad, su uso es casi anecdótico, y solo en zonas rurales se siguen usando.

horreos en asturias granero

No obstante, en prácticamente la totalidad de pueblos asturianos puedes encontrar estas construcciones como muestra de su tradición.

Muchos de ellos están en excelentes condiciones de conservación, y aún en su carpintería exterior se puede apreciar la función para la que fueron creados, guardar la cosecha.

En muchas ocasiones verás que están adornados con cebollas, ajos y otros productos poco perecederos para indicar qué se guardaba en su interior.

Como es lógico, a día de hoy, la mayoría de los productos recogidos de las cosechas se guardan en almacenes o neveras mucho más modernas, no obstante, algunos nostálgicos siguen teniendo sus hórreos operativos.

La construcción

horreos en asturias la construccion

Pero como es un post dedicado a los hórreos tradicionales en Asturias vamos a aprender un poco más de estas construcciones.

Los hórreos estaban formados por:

Pegollos: eran las “patas” del hórreo” normalmente hechas con materiales duros para soportan todo su peso, como piedras calizas talladas a mano, aunque hay algunas construcciones que tienen sus pegollos de madera.

En general solían tener una altura de más de un metro, 120 centímetros aproximadamente.

Pegolleras o muelas: se trata de piedras calizas planas de 80-90 centímetros cuya función era impedir el paso de los roedores, uno de los grandes peligros a la hora de perder una cosecha.

Trabes: Se trata de las cuatro vigas que formaban la base del hórreo, normalmente hechas de madera de castaño.

Colondres: las pareces del hórreo, formadas en su mayoría por una serie de tablas de madera entrecruzadas.

Tejas: Normalmente las tejas del tejado eran de barro.

horreos en asturias tejado

Con esta estructura los hórreos tuvieron como misión ser el granero o almacén el pueblo, preservando la cosecha de la humedad y de los roedores.

Imagina en la época lo que podría suponer perder una cosecha entera, un verdadero drama y tiempo de hambruna.

Por ello eran tan importantes, un invento clave en la supervivencia humana.

Su origen no está claro, ya que como hemos dicho al comienzo, hay estructuras muy similares a los hórreos asturianos por toda Europa que datan de la misma época.

No solo en los pueblos aparecen los hórreos, también eran típicos en quintas de recreo, palacios y casas señoriales de la época, que ostentaban su propio “almacén” para guardar sus cultivos y asegurarse suministros.

A día de hoy, incluso se siguen construyendo en grandes fincas, aunque más como una construcción histórica que recuerda la tradición, simbolismo asturiano y raíces asturianas que como un granero.

horreo moderno

Para terminar este post sobre los hórreos, decir que la palabra tiene su origen etimológico en el latín, “horreum”.

Palabra utilizada para los edificios que guardaban el grano uy otros frutos del campo.

Seguro que cuando visites algunos de los pueblos asturianos en tu viaje a Asturias te encuentras algún hórreo, aunque no se use y sea solo como una construcción histórica.

Deja un comentario